Queridos niños

Queridos niños,

Apenas hace unas semanas que me despedí de vosotros, y no sé si os habrá pasado lo mismo que a mí pero yo, desde el minuto siguiente a decirnos adiós, os he estado echando de menos.

Me acuerdo de la primera vez que os vi. Íbamos en el tanga-tanga a comprar algo en el mercado, viniendo del aeropuerto camino de la casa de los voluntarios. En la puerta de la tienda había algunos de vosotros, y sin conocernos nos sonreísteis y nos saludasteis. Fue la primera de muchas veces que escuché la palabra toubab salir de vuestras bocas.

¿Y las veces cuando íbamos a conocer vuestras casas y vuestras familias? Solíais además hacernos compañía unos cuantos de vosotros en nuestra ruta, al igual que cuando íbamos de excursión a algún sitio cercano, como el Lamin Lodge. Aquella vez cuando os pusisteis a jugar al fútbol delante de nuestra casa durante la tormenta, e hicisteis que algunos voluntarios nos uniéramos… todos corriendo detrás de la pelota, mientras toneladas de agua caían sobre nuestras cabezas… ¿os acordáis?

Espero volver a veros a todos al año que viene. Seguid con vuestras sonrisas, con vuestros sueños de ser médicos o profesores (me sorprendió que ninguno quisiera ser futbolista u otra profesión que busque el éxito individual) y estudiad y trabajad duro para conseguirlo, pero no os dejéis por el camino esa capacidad de conectar 🙂

Me despido de vosotros diciendo Abaraka por todo ese cariño que traté de devolver como pude, por ayudarme a conocer el mundo y a mi mismo un poco más… Y de paso, Abaraka también a ASEDA por el  proyecto, a todo el personal del colegio Canarias por su labor, a Ibbo, Omar, Ibra y Bakary porque sin ellos esto sería imposible, al resto de voluntarios que convivieron conmigo por hacer esta experiencia aún más especial si cabe… y de ellos, especialmente a Manu, coordinador estupendo, muy responsable y con la paciencia infinita, además de un 10 como amigo y como persona, gracias a quien conocí este proyecto.

Ángel

2 Comments

  1. Angel, Abaraka, has hecho que vuelva 10 años atrás cuando el colegio empezaba, Aseda aún no existía y aún no se había terminado el edificio de mayores…. muchas ganas de volver a visitar Lamin! Gracias por vuestro trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *