This is Gambia. No problem

Una imagen vale más que mil palabras una frase muy típica pero que para mi si funciona. Soy de las que mirando una fotografía soy capaz de llorar o de reír. Aquí todo son emociones difíciles de describir en unas cuantas palabras. La emoción del viaje, el nerviosismo de conocer a los otros voluntarios con los que vas a convivir, el primer viaje a África, un montón de preguntas de momento sin respuesta.
Primer contacto en tierra gambiana: llegamos de noche, el olor, el bochorno, el empezar a sudar y no parar de sudar en siete días y que seguiremos sudando. Pero no importa. Aquí el sudor no importa. “This is Gambia.No problem!!!”.
Llegar a la casa de los voluntarios donde nos esperan los que ya habían llegado. Saludos, besos y alegría porque todos venimos por el mismo motivo. No nos conocemos pero tenemos un enlace que nos une automáticamente. Vamos a ser una gran familia durante unos días.

IMG-20160723-WA0010
Primeras impresiones de los que ya están aquí y el primer despertar. No necesitas ese objeto llamado despertador. Los niños están alrededor de la casa jugando y riendo. Qué más bonito que el sonido de los niños jugando con una pelota a primera hora de la mañana…
Salimos hacia la escuela y con la luz del día vemos donde estamos realmente y los niños de edades muy variadas aparecen, nos tocan, nos cogen de las manos, nos acompañan a la escuela. Van con ropas viejas, rotas, descalzos, pero con una sonrisa y una alegría inexplicable que por supuesto nos contagian. Andando hacia el colegio se oye por todas partes el resonar de la palabra “tubab” que significa blanco en su idioma nativo.
Llegamos al colegio. Entrada triunfal. Una oleada de niños que vienen a nuestro encuentro. Alegría, sólo se respira alegría. La alegría de los niños es lo más grande en este mundo y haremos lo posible con nuestro granito de arena para que eso continue. Juegos, canciones, comida, talleres, improvisación, lluvia, calor, cansancio pero con risas y buen humor.
Aquí no importa que ropa llevamos, que aspecto tenemos, si somos jóvenes, mayores, guapos o feos, gordos o flacos. Aquí sólo importan los niños. Su cuidado, su educación, su bienestar.

IMG-20160723-WA0008
En fin, una imagen vale más que mil palabras pero en mi caso aquí y hoy me he inspirado y he conseguido, espero, plasmar un poquito nuestra experiencia. Y aprovecho para invitar a todo el mundo para que la viva. Es tan difícil de explicar y tan fácil que te llene de alegría y amor. No hay mejor terapia que las risas de estos niños y el agradecimiento por lo que hacemos por ellos. Somos eso, un granito de arena que pasa y la vida aquí continuará, pero  muchos granitos de arena hacen una montaña.
“No debemos, al intentar pensar en cómo podemos hacer grandes cambios, ignorar los pequeños cambios que podemos hacer día a día, los cuales, con el tiempo, se van sumando hasta provocar un gran cambio que a menudo no podemos prever”. Marian Wright Edelman

Lourdes Almenara

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *