Un país de sonrisas

Nuestra llegada al continente vecino y hermano, a un maravilloso mundo paralelo, que por desgracia gran parte de la humanidad desconoce, ha sido triunfal. Nos han recibido con el mayor número de sonrisas jamás visto, nos han contagiado con esa alegría desbordante que les caracteriza desde el minuto cero y han hecho que nos sintamos como en casa, dándonos más de todo aquello que está a su alcance, principalmente su felicidad. Las primeras sensaciones fueron duras ya que la extrema pobreza se refleja en cada paso que damos, la falta de recursos básicos está presente en su día a día y la necesidad de una educación digna, de calidad y para todos, está lamentablemente en un proceso muy duro y obstaculizado.

El volcarnos en un proyecto como este, donde el principal objetivo es crear el mayor número de sonrisas, es una experiencia que nos está haciendo crecer como personas y nos está mostrando que si unimos nuestras manos, un mundo mejor es posible.
IMG-20160720-WA0030
El simple gesto de salir a la calle, cuando en nuestra sociedad es un hecho rutinario y egocéntrico, aquí es un rodearte de amor y generosidad. La presencia del tiempo, que en nuestras vidas es algo tan presente y necesario, aquí es un fluir y exprimir cada instante, teniendo en cuenta que romper con la aguja que ata el reloj a las horas, es la filosofía. El condicionar nuestros actos y convertirlo todo en problemas, en esta cultura es un resurgir y esquivar cada obstáculo a base de lucha y trabajo constante, un camino en el cual entregarse al mundo de corazón, es el hilo conductor y la magia de la dura subsistencia con lo mínimo, desemboca en el verdadero sentido de la felicidad.

Por María Valenzuela

3 Comments

  1. Gran parte de la humanidad, si conoce, pero no le hacemos caso no queremos verlo por desgracia. Somos ignorantes. Felicidades por vuestro trabajo y animos.

    1. Gracias por tus ánimos Marru, nosotros seguiremos trabajando e informando de todos los avances y proyectos que realizamos en Lamin. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *